Asocian molécula de región poco estudiada del ADN con el cáncer de mama
Foto: NCI/Unsplash (modificada)
Asocian molécula de región poco estudiada del ADN con el cáncer de mama
Traducción de Melissa Maciel Paiva en julio de 2023 | Texto original en portugués

Una investigación llevada a cabo por científicas de la Universidad Federal de Paraná (UFPR) identifica, por primera vez, la molécula de ARN Lnc-uc.147, producida en una región del ADN que antes se consideraba «basura», es decir, sin funcionalidad en la expresión genética del ser humano. Esta molécula está implicada en el desarrollo del cáncer de mama y puede contribuir a nuevas opciones de tratamiento para la enfermedad.

Los resultados se encuentran en el artículo A novel lncRNA derived from an ultraconserved region: lnc-uc.147, a potential biomarker in luminal A breast cancer, publicado en la revista RNA Biology, escrito por Érika Pereira Zambalde, doctora en Genética por la UFPR, bajo la coordinación de la profesora Jaqueline Carvalho de Oliveira.

Las pruebas genéticas ayudan a elegir el método de tratamiento más adecuado en el combate del cáncer de mama. Sin embargo, estas pruebas abarcan una parte del ADN que solo corresponde al 2% de nuestra información genética completa.

Las científicas investigaron otras partes del material genético que pudieran influir en los tumores. Fue en el momento en que iniciaron el estudio de las regiones ultraconservadas (UCRs), que, a lo largo de la evolución, mantuvieron su estructura en humanos y en otros animales, como ratas y ratones.

Puesto que las moléculas de estas regiones no participan en la producción de proteínas, se las consideraban “ADN basura” (“trash DNA” o “junk DNA”, en inglés) y no fueron estudiadas más a fondo.

Otros estudios ya habían señalado el papel de las UCRs en los procesos celulares, como el metabolismo, la resistencia a los medicamentos y la progresión de cánceres. Sin embargo, por primera vez, un grupo de investigación estudió en profundidad todas las moléculas ultraconservadas y su relación con el cáncer de mama.

El punto de partida fue buscar en bases de datos internacionales cuáles UCRs pudieran estar relacionadas con el cáncer de mama. Érika verificó que más de la mitad de las 481 moléculas de las UCRs del genoma humano podrían asociarse con al menos un parámetro clínico de este cáncer.

Las científicas eligieron de este grupo la Lnc-uc.147 a fin de profundizar sus estudios en el Laboratorio de Citogenética y Oncogenética Humana de la UFPR y en el MD Anderson Cancer Center, de la Universidad de Texas (Estados Unidos), donde Érika hizo análisis complementarios de la molécula y aprendió tecnologías para introducir en Brasil.

Al paso que se inhibía el ARN Lnc-uc. 147, también se disminuía el crecimiento de las células de cáncer de mama. Con ello, se comprobó que la molécula actúa en las células tumorales.

«La molécula desempeña un papel en el control de la tasa de crecimiento y muerte de las células. Cuando se encuentra en mayor cantidad, el cáncer del paciente es más agresivo», explica Érika.

El descubrimiento abre posibilidades a la indicación de tratamiento

Al momento del diagnóstico, los tumores mamarios se clasifican para orientar el tratamiento más adecuado. El hallazgo de la Lnc-uc.147 es prometedor, pues podrá modificar los parámetros de clasificación actuales. Los casos que actualmente se consideran fáciles de tratar pueden evolucionar a la malignidad debido a la presencia de esta molécula.

“Cuando observamos un grupo que actualmente está clasificado como el más fácil de tratar, todavía hay pacientes a los que les va mal. El estudio de esta nueva molécula puede ayudar a identificar a estos pacientes en el momento del diagnóstico y servir como marcador complementario a los que ya existen”, destaca la profesora Jaqueline.

«El análisis de la molécula puede servir para clasificar a los pacientes con un cáncer menos o más agresivo. Eso ayuda en el tratamiento, una vez que podemos evitarles la quimioterapia, lo que aumenta su calidad de vida», concluye Érika.

Por lo tanto, transformar la Lnc-uc.147 en un marcador en las pruebas genéticas del cáncer de mama es una posible vía para futuros estudios. Asimismo, otras investigaciones podrán analizar el uso de esta molécula como objetivo terapéutico, a fin de descubrir un fármaco que se vincule a ella y ayude en el tratamiento del cáncer.

Según el Instituto Nacional del Cáncer (Inca), órgano auxiliar del Ministerio de Sanidad de Brasil, la tasa de incidencia del cáncer de mama en el país fue de 43,64 casos por 100.000 mujeres en 2020, lo que lo convierte en el segundo cáncer más frecuente entre mujeres, detrás de los tumores de piel. Sin embargo, es el cáncer que proporcionalmente más mata a las mujeres en casi todas las regiones de Brasil (excepto en la región Norte). Se registra un promedio de 14,23 muertes por cada 100.000 mujeres por cáncer de mama (los datos son de 2019).

La investigación con la Lnc-uc.147 recibió el premio «Curta Ciência” 2020, coordinado por la Pro-Rectoría de Investigación y Posgrado (PRPPG) de la UFPR y fue nominado para el premio Capes (Coordinación de la formación de personal de nivel superior) de Tesis Doctorales de 2021.

Tagged:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *